Carolina Giraldo es representante a la Cámara por Risaralda, elegida en la lista de la Alianza Verde. Ella viene denunciando ante la Corte Suprema de Justicia la corrupción en el manejo de los fondos OCAD-Paz en su departamento y en el Urabá antioqueño. Específicamente, ha denunciado la presunta participación en esas actividades corruptas del senador conservador Samy Merheg.

De acuerdo con la denuncia que la congresista Giraldo ha presentado ante el Congreso de la República, y sobre todo ante la Corte Suprema de Justicia, la plata de los OCAD-Paz –destinada a la construcción de vías terciarias– le está llegando al Clan del Golfo.

La operación se efectúa a través de una compañía llamada Las Ingenierías S.A.S. que, de acuerdo con la denuncia, sería una empresa fachada de la organización criminal Clan del Golfo.

El pasado viernes 25 de noviembre, en declaración ante la polémica magistrada de la Sala de Instrucción de la Corte, Cristina Lombana, la representante Carolina Giraldo expuso la relación que mantiene el senador Samy Merheg con personas cercanas al Clan del Golfo.

El gerente de la campaña regional de Merheg en Urabá para las elecciones de este año fue Wuilson Alberto Hoyos. Él, a través de una empresa suya, ha contratado en tres oportunidades con Las Ingenierías, la presunta empresa fachada del Clan del Golfo.

El segundo hecho resaltado en la denuncia ante la Corte Suprema tiene que ver con una reunión efectuada en junio del año pasado en la sede del Ministerio del Deporte. El propósito de esa reunión era viabilizar recursos para la construcción del estadio municipal y el coliseo deportivo de Chigorodó, en Urabá.

A la reunión en la que estuvieron entre otros: Samy Merheg, el gerente de su campaña regional Wuilson Alberto Hoyos, el exministro del deporte Ernesto Lucena y el concejal de Chigorodó Ferney Guerrero Largo quien, de acuerdo con la denuncia, tiene procesos activos por concierto para delinquir.

En 2017 el concejal Ferney Guerrero, de Cambio Radical, fue capturado por sus presuntas relaciones con el Clan del Golfo. De acuerdo con información policial del momento, el concejal Guerrero entregaba información a la agrupación criminal sobre actividades y presupuestos de la administración municipal. El proceso continúa, pero el concejal está en libertad.

La tercera información que entregó en su ampliación de denuncia, la representante Carolina Giraldo tiene que ver con una votación atípica.

El senador conservador Samy Merheg, cuyos cuarteles políticos están en Risaralda, arrasó en las últimas elecciones en el Guaviare. Prácticamente cuadruplicó al segundo en votos y se llevó casi el 20 por ciento de los sufragios. Una de cada cinco personas votó del Guaviare votó por el conservador pereirano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *