En medio de la controversia que se ha generado por cuenta del elevado salario que ganan los senadores y representantes a la Cámara, llegó un acto legislativo al Congreso que pretende acabar de raíz con esta polémica y eliminar por completo el sueldo que reciben mensualmente.

La iniciativa del senador Mauricio Gómez Amín, del Partido Liberal, ya cuenta con la firma de más de 15 legisladores de diferentes partidos que consideran que esta es la mejor forma de trabajar por los colombianos sin meterles la mano al bolsillo.

La iniciativa está encaminada a que los congresistas trabajen ad honorem y en cambio puedan tener otros empleos en empresas privadas o seguir viviendo de sus negocios personales.

En el texto de la reforma constitucional que se propone, se establece lo siguiente: “quien ostente la condición de senador de la República, Representante a la Cámara, no percibirán ninguna retribución económica por su asistencia, permanencia y participación en las sesiones plenarias de cada corporación, en las sesiones de comisiones cualquiera sea su naturaleza, ordinarias o extraordinarias. Su ejercicio será ad honorem y no tendrá vinculación laboral con el Estado”.

El proyecto señala que el régimen de incompatibilidades que tienen los funcionarios públicos no aplicaría en el ejercicio de la cátedra universitaria, pero tampoco en el ejercicio “de la profesión o actividad liberal”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *