Según el reporte de las autoridades de salud, durante este año han sido diagnosticados 393 nuevos casos de VIH en el departamento, teniendo mayor incidencia en la ciudad de Pereira y el municipio de La Virginia; en contraste, las localidades con menos reportes son Quinchía y Santuario.

Aunque esta es una enfermedad crónica, los pacientes que son diagnosticados oportunamente y reciben el tratamiento adecuado pueden continuar con un ritmo de vida normal; por eso, Karol Colorado, coordinadora del programa de infecciones de transmisión sexual de la Secretaría de Salud de Risaralda, aseguró que están trabajando en diferentes estrategias para evitar el estigma en contra de quienes viven con VIH. 

«Tenemos que dar un enfoque diferente al VIH hacia la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad. Es importante manejar una información clara, científicamente comprobada, hacia el mejor manejo asertivo de la patología”, agregó Colorado», manifestó.

Por su parte, Yacid Estrada, coordinador de Prevención Combinada VIH del Fondo de poblaciones de la ONU en Colombia, puntualizó que, pese a que esa patología tiene mayor incidencia en las poblaciones vulnerables, eso no determina que sean estas las que la están transmitiendo; por el contrario, refleja el poco trabajo institucional en esas comunidades

Actualmente, en Pereira se están haciendo jornadas gratuitas, cada viernes, de toma de prueba de VIH. El objetivo es diagnosticar a tiempo, brindar acceso a los tratamientos y, de ese modo, que cada persona que vive con VIH alcance una carga viral indetectable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *