Fuentes del gobierno de Gustavo Petro señalan que el presidente electo le dio la instrucción al canciller designado Álvaro Leyva y a Danilo Rueda, próximo alto comisionado para la paz, para que se acelere el inicio de las negociaciones con la guerrilla del ELN.

La próxima semana viajarían Cuba junto a otros funcionarios del gobierno entrante y representantes de Naciones Unidas para definir que los diálogos entre el Gobierno colombiano y esa guerrilla se puedan reanudar en ese país. Al parecer, para Gustavo Petro sería vital que las conversaciones se realicen en dicho territorio por seguridad de la delegación del ELN.

Por otra parte, se conoció que en el informe que entregará este primero de agosto el equipo de empalme del gobierno Petro se alertará sobre contrataciones millonarias que quedarían comprometidas en infraestructura y en telecomunicaciones, también los hallazgos de un gigantesco aparato burocrático en la Presidencia de la República.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *