La reunión con la comisión de empalme no solo le permitió al presidente electo, Gustavo Petro, saber cómo avanza el proceso, sino que sirvió para anunciar que la agenda legislativa del nuevo gobierno iniciará el 7 de agosto presentando la reforma tributaria al Senado. Iniciativa que, según el director designado de la DIAN, no incluirá el impuesto a los planes de celulares propuesto por la designada ministra de Cultura, Patricia Ariza.

“La medida de los celulares era una sugerencia que se estaba discutiendo en un momento que se pensaba que era mucho más privado, pues digamos que esa no es una medida que estemos contemplando. No va.”, declaró Luis Carlos Reyes, director designado de la DIAN.

Pero, además, Reyes condicionó otra propuesta: el impuesto a las bebidas azucaradas. “Si el impuesto de la bebidas azucaradas toca el bolsillo del colombiano de a pie no iría”, añadió Luis Carlos Reyes.

“Lo que le pedimos al Gobierno es que no comprometa más vigencias futuras, porque eso compromete la estabilidad del gobierno del presidente Petro y que sea respetuoso con estos temas tan sensibles que es entregar contratos millonarios faltando quince días, eso no es de buena presentación y nos tiene preocupados”, declaró Mauricio Lizcano, miembro de la comisión de empalme del gobierno entrante.

Entre esas solicitudes, el gobierno entrante pide no adjudicar minas de carbón en el Cesar, no adjudicar el proyecto del Canal del Dique y frenar la renovación de los contratos del espectro electromagnético.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *