Desde hace unos días, algunos habitantes de La Virginia han expresado su preocupación porque se conoció de un proyecto de transmisión de energía denominado ‘Línea de transmisión La Virginia – Nueva Esperanza’, que tendrá una distancia cercana a los 500 kilómetros y contempla la construcción de 18 torres de energía solamente en el Distrito de Manejo Integrado Guásimo de La Virginia.

Este proyecto de transmisión de energía genera gran preocupación por los posibles daños ambientales que pueda generar en el bosque seco tropical, pues, según explicó Carlos Andrés Osorio, abogado y líder del colectivo ‘Guardianes del Guásimo’, hay tramos en los que no podrá haber presencia de vegetación ni de animales.

«Teniendo en cuenta que estas torres son muy grandes deberán contar con algunas características especiales por lo que se tendrá un área alrededor  de 100 metros en la que no podrá estar ningún animal, no tener vegtación y esto es por el límite de seguridad que el proyecto plantea, sin duda afectando el bosque seco tropical», explicó el líder del colectivo.

El colectivo ‘Guardianes del Guásimo’ instaurará en los próximos días un recurso legal ante un juzgado con el objetivo de tener información completa sobre el proyecto, los riesgos ambientales del mismo y se tomen acciones de mitigación al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *