Miles de personas se manifestaron en varias ciudades estadounidenses en contra del fallo de la Corte Suprema contra el aborto. Por otro lado, los estados con gobiernos conservadores ya avanzaron en prohibir las interrupciones voluntarias de embarazos.

Miles de personas, en su enorme mayoría mujeres, protestaron en las calles de las principales ciudades de Estados Unidos por la decisión de la Corte Suprema de Justicia de anular el derecho federal al aborto y dejarlo, en cambio, en manos de los estados, en manifestaciones que podrían prolongarse en el tiempo.

Aunque se registraron concentraciones en Nueva York, Filadelfia, Los Ángeles y Austin, la mayor parte de las protestas se dio en Washington, justamente frente a la sede de la Corte.

Mientras, los estados con gobiernos más conservadores ya avanzaron en prohibir las interrupciones voluntarias de embarazos, un cuadro que parece poner al país frente a una nueva polarización en torno a un derecho que estuvo vigente por 50 años.

Marchas en varias ciudades del país

Las protestas de este sábado, algunas organizadas y otras más espontáneas, siguieron a una primera reacción del viernes, cuando ya miles de mujeres salieron a las calles en muchas ciudades para repudiar a la mayoría de la Corte que anuló el histórico fallo Roe v. Wade, de 1973.

Según la agencia AFP, al menos nueve estados de tendencia conservadora ya impusieron prohibiciones del aborto (Alabama, Arkansas, Kentucky, Luisiana, Misuri, Oklahoma, Dakota del Sur, Utah y Wisconsin) y otro número similar hará lo propio en las próximas semanas.

A las cientos de personas que se manifestaron en Washington frente a la Corte Suprema, que había sido previamente cercada, le siguieron este sábado otras miles. «La maternidad forzosa es la esclavitud femenina», «¿Qué hay de mi libertad?», «Yo no debería estar aquí» y «Esto es lo que pasa cuando pones a hombres en cargos de mierda que no entienden» fueron algunas de las leyendas que se leían en la primera fila de carteles. Entre los cánticos más elegidos estuvo «Abortemos al Tribunal» y «Mi cuerpo, mi decisión».

Frente al edificio enrejado se dieron cita también grupos menores que respaldaban el fallo de la Corte y, aunque cruzaron acusaciones y cánticos, no se registraron incidentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *