Trabajadores del sector de la belleza y la peluquería en Armenia
hicieron un llamado de SOS ante el gobierno nacional porque
prácticamente están en la quiebra debido a que sus negocios no pueden
funcionar.

Edgar Soler del Instituto Técnico de Belleza Reflejos de la ciudad,
manifestó su preocupación por la situación que se vive en medio de la
pandemia. Y es que destacó que no es fácil acceder a créditos y que eso
genera las dificultades económicas que permitan sostener el trabajo.

Al respecto la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío solicitó al
Gobierno nacional la necesidad de reactivación paulatina y responsable
de los sectores de muebles y el de belleza y peluquería.

De acuerdo con el presidente de la entidad, Rodrigo Estrada, la
fabricación de muebles ocupa el 5.8% del total de la producción
industrial del departamento y el sector belleza creció en un 51% entre
2014 al 2019. El año pasado se registraron un total de 627 empresas.