Elizabeth Correa fue testigo del accidente en la mañana de este jueves,  cuando una volqueta cayó sobre una de las paredes de la habitación donde dormía su bebé de 2 años.

“A las 6:40 de la mañana, cuando mi esposo había salido con la niña mayor para llevarla a estudiar, sentí el estruendo. Cuando me asomé al cuarto vi sobre el techo una parte de la volqueta”, relató la madre.
El hecho ocurrió en el sector San Bernardo, del barrio La María, en las faldas del cerro de La Popa, en Cartagena.

La volqueta, de placas SAI- 342, marca Ford, pasaba frente al hogar de esta humilde familia y el terreno cedió por el mal estado y el peso del automóvil, el cual se desplomó sobre la vivienda de invasión.

Por fortuna la bebé no sufrió nada grave.